Celebración del Día Mundial del Riñón

57

Piden además otras medidas imprescindibles para avanzar en la mejora del tratamiento
y la calidad de vida de las personas con patologías renales, en especial las que sufren
Enfermedad Renal Crónica Avanzada (ERCA), como el fomento de la donación de vivo y
la potenciación de los tratamientos domiciliarios.
Con motivo del Día Mundial del Riñón, la Sociedad Española de Nefrología (S.E.N.), junto
a pacientes y otras sociedades científicas y organizaciones sanitarias organizan la “II
Carrera Solidaria Muévete por la salud renal”, que tendrá lugar el 5 de marzo en el
Parque Juan Carlos I de Madrid, y que busca poner en valor la importancia del ejercicio
físico en el cuidado de la salud renal.
El Día Mundial del Riñón de este año se celebra bajo el lema “Preparándonos para lo
inesperado, apoyando a los vulnerables”, el cual incide en la especial vulnerabilidad de
los pacientes con ERC en situaciones de emergencia sanitaria como lo ha sido la
pandemia de COVID-19 y, por tanto, en la necesidad de planificar los recursos y medios
para la atención de estos pacientes en estos contextos críticos.
La ERC es un grave problema de salud pública que ya afecta a un 10-15% de la población
adulta en España, y se sitúa entre las 10 primeras causas de mortalidad en España, con
la previsión de que sea una de las 5 causas principales de mortalidad 2040.
Su prevalencia ha crecido un 30% en la última década en España, y el número de
españoles que necesitan diálisis o trasplante para poder seguir viviendo alcanza ya las
65.740 personas. Un total de 7.084 personas iniciaron diálisis o trasplante en 2021.
Valencia, 1 de marzo de 2023.- Los profesionales de Nefrología en España y los pacientes
renales, junto a otras sociedades científicas y organizaciones sanitarias colaboradoras, han
vuelto a insistir en la necesidad de que las autoridades sanitarias y las administraciones
públicas realicen un mayor esfuerzo para promover y potenciar la prevención y el diagnóstico
precoz de la Enfermedad Renal Crónica (ERC) en España, una patología que sigue creciendo
cada año en nuestro país y que a pesar de su elevada prevalencia e incidencia, y del aumento
de su mortalidad en la última década, sigue siendo una gran desconocida para la gran mayoría de la sociedad. Tanto nefrólogos como pacientes renales han querido aprovechar la
celebración del “Día Mundial del Riñón”, una iniciativa que se celebra a nivel internacional y
que este año tendrá lugar el próximo 9 de marzo, para insistir en la necesidad de que se
desarrolle un Plan Nacional de Salud Renal que recoja medidas y recursos que permitan
avanzar en esta línea de la prevención y la detección temprana para frenar su crecimiento en
los próximos años.
Asimismo, pacientes y nefrólogos piden otras medidas imprescindibles para avanzar en la
mejora del tratamiento y la calidad de vida de las personas con patologías renales, en especial
las que sufren ERCA y tienen que someterse a tratamiento renal sustitutivo (TRS), es decir,
diálisis o trasplante para reemplazar la función de sus riñones y poder seguir viviendo. En
concreto, el fomento de la donación de vivo como opción segura y eficaz para el trasplante
renal, con resultados que son mejores que los del donante fallecido en términos de
supervivencia del trasplante y reducción de complicaciones; y la potenciación de los
tratamientos domiciliarios, como la diálisis peritoneal o la hemodiálisis domiciliaria, que
permiten una mayor autonomía e independencia del paciente al realizarlo en su propia casa,
evitando desplazamientos al hospital y facilitando su conciliación laboral y familiar, además de
contribuir a la sostenibilidad del sistema sanitario.
El Día Mundial del Riñón de este año se celebra bajo el lema “Preparándonos para lo
inesperado, apoyando a los vulnerables”, el cual incide en la especial vulnerabilidad de los
pacientes con ERC en situaciones de emergencia sanitaria como lo ha sido la pandemia de
COVID-19 y, por tanto, en la necesidad de planificar los recursos y medios para la atención de
estos pacientes en estos contextos críticos. La preparación para eventos inesperados es muy
importante para los pacientes renales, ya que a su difícil situación puede agravarse aún más
ante cualquier incidencia de urgencia o que surge de forma imprevista. “Es por ello por lo que
los gobiernos deben incluir planes de preparación para emergencias en el manejo y detección
de la ERC y favorecer la prevención; los servicios de atención de la salud deben contar con los
protocolos y recursos necesarios para garantizar un acceso equitativo y adecuado a la atención
de los pacientes crónicos en estas situaciones; y los pacientes deben saber cómo prepararse y
actuar en estos y otros tipos de eventos como pandemias, inundaciones, terremotos, guerras…
que puedan producirse” señala la presidenta de la Sociedad Española de Nefrología, S.E.N., la
Dra. Patricia de Sequera.
“La ERC es un grave problema de salud pública que ya afecta a un 10-15% de la población
adulta en España, pero sigue siendo poco conocida para la mayoría de la sociedad, a pesar de
tener un fuerte impacto en la expectativa de supervivencia y calidad de vida de los pacientes.
Su diagnóstico suele ser tardío, cuando la enfermedad ya se encuentra en fases avanzadas, de
ahí que se le conozca como la epidemia silenciosa. Es necesario un mayor compromiso por
parte de todos para intentar frenarla”, añade la Dra. Patricia de Sequera.
de la sociedad. Tanto nefrólogos como pacientes renales han querido aprovechar la
celebración del “Día Mundial del Riñón”, una iniciativa que se celebra a nivel internacional y
que este año tendrá lugar el próximo 9 de marzo, para insistir en la necesidad de que se
desarrolle un Plan Nacional de Salud Renal que recoja medidas y recursos que permitan
avanzar en esta línea de la prevención y la detección temprana para frenar su crecimiento en
los próximos años.
Asimismo, pacientes y nefrólogos piden otras medidas imprescindibles para avanzar en la
mejora del tratamiento y la calidad de vida de las personas con patologías renales, en especial
las que sufren ERCA y tienen que someterse a tratamiento renal sustitutivo (TRS), es decir,
diálisis o trasplante para reemplazar la función de sus riñones y poder seguir viviendo. En
concreto, el fomento de la donación de vivo como opción segura y eficaz para el trasplante
renal, con resultados que son mejores que los del donante fallecido en términos de
supervivencia del trasplante y reducción de complicaciones; y la potenciación de los
tratamientos domiciliarios, como la diálisis peritoneal o la hemodiálisis domiciliaria, que
permiten una mayor autonomía e independencia del paciente al realizarlo en su propia casa,
evitando desplazamientos al hospital y facilitando su conciliación laboral y familiar, además de
contribuir a la sostenibilidad del sistema sanitario.
El Día Mundial del Riñón de este año se celebra bajo el lema “Preparándonos para lo
inesperado, apoyando a los vulnerables”, el cual incide en la especial vulnerabilidad de los
pacientes con ERC en situaciones de emergencia sanitaria como lo ha sido la pandemia de
COVID-19 y, por tanto, en la necesidad de planificar los recursos y medios para la atención de
estos pacientes en estos contextos críticos. La preparación para eventos inesperados es muy
importante para los pacientes renales, ya que a su difícil situación puede agravarse aún más
ante cualquier incidencia de urgencia o que surge de forma imprevista. “Es por ello por lo que
los gobiernos deben incluir planes de preparación para emergencias en el manejo y detección
de la ERC y favorecer la prevención; los servicios de atención de la salud deben contar con los
protocolos y recursos necesarios para garantizar un acceso equitativo y adecuado a la atención
de los pacientes crónicos en estas situaciones; y los pacientes deben saber cómo prepararse y
actuar en estos y otros tipos de eventos como pandemias, inundaciones, terremotos, guerras…
que puedan producirse” señala la presidenta de la Sociedad Española de Nefrología, S.E.N., la
Dra. Patricia de Sequera.
“La ERC es un grave problema de salud pública que ya afecta a un 10-15% de la población
adulta en España, pero sigue siendo poco conocida para la mayoría de la sociedad, a pesar de
tener un fuerte impacto en la expectativa de supervivencia y calidad de vida de los pacientes.
Su diagnóstico suele ser tardío, cuando la enfermedad ya se encuentra en fases avanzadas, de
ahí que se le conozca como la epidemia silenciosa. Es necesario un mayor compromiso por
parte de todos para intentar frenarla”, añade la Dra. Patricia de Sequera.

de la sociedad. Tanto nefrólogos como pacientes renales han querido aprovechar la
celebración del “Día Mundial del Riñón”, una iniciativa que se celebra a nivel internacional y
que este año tendrá lugar el próximo 9 de marzo, para insistir en la necesidad de que se
desarrolle un Plan Nacional de Salud Renal que recoja medidas y recursos que permitan
avanzar en esta línea de la prevención y la detección temprana para frenar su crecimiento en
los próximos años.
Asimismo, pacientes y nefrólogos piden otras medidas imprescindibles para avanzar en la
mejora del tratamiento y la calidad de vida de las personas con patologías renales, en especial
las que sufren ERCA y tienen que someterse a tratamiento renal sustitutivo (TRS), es decir,
diálisis o trasplante para reemplazar la función de sus riñones y poder seguir viviendo. En
concreto, el fomento de la donación de vivo como opción segura y eficaz para el trasplante
renal, con resultados que son mejores que los del donante fallecido en términos de
supervivencia del trasplante y reducción de complicaciones; y la potenciación de los
tratamientos domiciliarios, como la diálisis peritoneal o la hemodiálisis domiciliaria, que
permiten una mayor autonomía e independencia del paciente al realizarlo en su propia casa,
evitando desplazamientos al hospital y facilitando su conciliación laboral y familiar, además de
contribuir a la sostenibilidad del sistema sanitario.
El Día Mundial del Riñón de este año se celebra bajo el lema “Preparándonos para lo
inesperado, apoyando a los vulnerables”, el cual incide en la especial vulnerabilidad de los
pacientes con ERC en situaciones de emergencia sanitaria como lo ha sido la pandemia de
COVID-19 y, por tanto, en la necesidad de planificar los recursos y medios para la atención de
estos pacientes en estos contextos críticos. La preparación para eventos inesperados es muy
importante para los pacientes renales, ya que a su difícil situación puede agravarse aún más
ante cualquier incidencia de urgencia o que surge de forma imprevista. “Es por ello por lo que
los gobiernos deben incluir planes de preparación para emergencias en el manejo y detección
de la ERC y favorecer la prevención; los servicios de atención de la salud deben contar con los
protocolos y recursos necesarios para garantizar un acceso equitativo y adecuado a la atención
de los pacientes crónicos en estas situaciones; y los pacientes deben saber cómo prepararse y
actuar en estos y otros tipos de eventos como pandemias, inundaciones, terremotos, guerras…
que puedan producirse” señala la presidenta de la Sociedad Española de Nefrología, S.E.N., la
Dra. Patricia de Sequera.
“La ERC es un grave problema de salud pública que ya afecta a un 10-15% de la población
adulta en España, pero sigue siendo poco conocida para la mayoría de la sociedad, a pesar de
tener un fuerte impacto en la expectativa de supervivencia y calidad de vida de los pacientes.
Su diagnóstico suele ser tardío, cuando la enfermedad ya se encuentra en fases avanzadas, de
ahí que se le conozca como la epidemia silenciosa. Es necesario un mayor compromiso por
parte de todos para intentar frenarla”, añade la Dra. Patricia de Sequera.

profundizará en un debate sobre el crecimiento de la ERC en nuestro país, la necesidad de
actualizar la estrategia de prevención, detección precoz y tratamiento de la ERC, lograr un
acceso equitativo y adecuado a las terapias renales en tiempos de emergencia, o la situación
actual del trasplante de riñón y los retos de futuro.
La S.E.N. y las entidades participantes están igualmente difundiendo diferentes materiales e
información general sobre la salud renal y consejos para reducir el riesgo de tener Enfermedad
Renal Crónica, entre los que hay que destacar estas 8 reglas o recomendaciones:
1. Mantente en forma, estate activo
2. Sigue una dieta saludable
3. Comprueba y controla tu nivel de glucosa en sangre
4. Comprueba y controla tu presión arterial
5. Mantén una ingesta de líquidos adecuada
6. No fumes
7. No te automediques ni tomes anti inflamatorios ni analgésicos regularmente si no te
los indica tu médico
8. Comprueba tu función renal si tienes uno o más factores de “alto riesgo”, por ejemplo,
si tienes diabetes, hipertensión u obesidad
Por último, también se está promoviendo un reto común consistente en hacerse fotografías
con los puños cerrados para señalar la ubicación de los riñones y compartirlo en las redes
sociales bajo el hashtag #showyourkidneys.
Toda la información sobre el Día Mundial del Riñón se puede consultar en la web:
<a href=”https://www.diamundialdelriñon.com” target=”_blank” rel=”noopener”>https://www.diamundialdelriñon.com</a>
Para información, contactar con:
Para información/gestión de entrevistas contactar:
Persona de contacto: SAGRARIO DE OSMA VALVERDE
Teléfono 655881498
Mail: gerencia@alcerturia.org

Compartir